Gesualdo taló un bosque

Gesualdo

Gesualdo taló un bosque. No parte de él ni comandado por un jefe. Ni siquiera era leñador. Era un príncipe, de esos que se enamoran y a pesar del tópico amatorio fracasan en su idilio, enloquecen y desde su justicia tirana establecen el orden como le dicta su ley.
Seguir leyendo “Gesualdo taló un bosque”

Guárdate de los cisnes negros

cisnes-negros

Lo que es más extraordinario aún es que un vidente le había advertido del grave peligro que le amenazaba en los idus de marzo, y ese día cuando iba al Senado, Julio César encontró al vidente y riendo le dijo: «Los idus de marzo ya han llegado»; a lo que el vidente contestó compasivamente: «Sí, pero aún no han acabado».

Plutarco

Seguir leyendo “Guárdate de los cisnes negros”